Un error que comenten muchas empresas es contratar un servicio de guardias de seguridadcuando ya tuvieron un incidente, y por la prisa de tener a personal que los vigile a veces los servicios no son los adecuados y podrían hasta tener otro robo o violación a sus accesos.

Por esta razón, es necesario que desde un principio los directivos de una empresa se den el tiempo de buscar la seguridad adecuada, con compañías que tengan el personal y los permisos adecuados.

Compartimos algunas recomendaciones para  tener guardias de seguridad realmente profesionales:

Permisos y certificaciones: dependiendo del estado o región donde viva, cualquier empresa con guardias de seguridad debe mostrar sus permisos oficiales vigentes, así como una póliza vigente de fianza de fidelidad patrimonial, para protegerlo de cualquier delito cometido por los propios elementos de vigilancia.

Evaluación previa: una empresa con guardias de seguridad, antes de firmar el contrato para dar protección, debe realizar un análisis de riesgo para valorar las amenazas y los puntos débiles de las instalaciones.

Proyecto de seguridad: ya con el análisis de riesgo, debe presentarse un proyecto de seguridad donde se darán los detalles de los guardias que necesitarán en las instalaciones, así como el equipamiento y los protocolos a seguir.

Capacitación de personal: los guardias de seguridad deben cumplir con diversos filtros, a través de sondeos personales como estudios socioeconómicos, certificado de no antecedentes penales, constancia de estudios, exámenes médicos, físicos, toxicológicos y huellas dactilares.  

Si se cumplen estos puntos, realmente tendrás una empresa de seguridad profesional al servicio de tu negocio o instalaciones.

Artículo realizado con información de GSM Seguridad.